Guía para ahorrar en un viaje familiar

Todos merecemos unas vacaciones de vez en cuando, sin embargo, en repetidas ocasiones se piensa que un viaje familiar puede ser difícil de costear y más complicado de realizar. Esta guía te será de gran ayuda para lograr que disfruten la experiencia y además eviten tanto gasto.

Organizar con anticipación

Lo principal es decidir cuál es el destino que quieren visitar dependiendo de los gustos y actividades que van a realizar. Es necesario tomar en cuenta la edad de los integrantes, no es lo mismo planear unas vacaciones con adolescentes a diferencia de acudir con niños.

Considerar el presupuesto

Lo ideal es hacer una lista para tener en mente a cuánto asciende el gasto y de qué forma se va a financiar; si van a ahorrar por algún tiempo o van a recurrir a un crédito individual. En el listado se debe incluir el gasto de traslado, hospedaje, alimentos, distracciones, recuerdos y un extra para eventualidades.

Comparar precios

De preferencia hay que revisar al menos 3 opciones ya sea de hoteles,  aerolíneas, etc. Con esto podrán elegir lo que mejor se adapte a sus necesidades. Una alternativa son los paquetes todo incluido que funcionan muy bien para este tipo de viajes.

Jamás esperar al último momento

Ten en cuenta que las decisiones apresuradas pueden ser desafortunadas, el gasto se incrementa al reservar el alojamiento o pasajes debido a la premura del tiempo, ya que considerarás la primera opción disponible invirtiendo una mayor cantidad.

Considera temporalidades

Cuando viajas en temporada alta, es decir en épocas de mayor afluencia como son Navidad, verano y Semana Santa los precios se elevan debido a la demanda, además la posibilidad de no encontrar hospedaje, avión o autobús es latente. Por lo tanto evalúa que si piensan salir en estas fechas, deben reservar con antelación.

Busca la mejor forma de transporte

Si quieres visitar diferentes lugares en tu estancia, analiza cual es la opción perfecta para trasladarte ya que los taxis a veces aumentan el gasto, tal vez puedan llegar caminando o en transporte público. Además de ahorrarse algunos pesos, podrán disfrutar el trayecto.

Los viajes familiares no son imposibles de llevar a cabo, solamente es cuestión de planeación. Lo más importante es que les dejará un buen recuerdo y compartirán maravillosas experiencias.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *