Tomar unas vacaciones siempre son buenas noticias, especialmente después del año tan pesado que hemos tenidos, sin embargo, sin importar cuando, dónde o con quién viajemos, una de las cosas más importantes proteger nuestro dinero en todo momento, especialmente si tenemos planeado pagar con tarjeta de débito o crédito.

Ir a un lugar que no conocemos siempre genera un poco de desconfianza, especialmente si se trata de ir a un estado o incluso a un país diferente, afortunadamente existen muchas formas de proteger tus tarjetas y tu dinero ante cualquier situación extraña. 

Así como lo haces todos los días, si vas a viajar y a pagar con tarjeta de débito o crédito, debes tomar en cuenta:

  • No entregarla a nadie. Si en tu día a día no lo haces, cuando estás de viaje menos debes hacerlo. Recuerda que si decides pagar con tu tarjeta no se la des a nadie, recuerda que debes tenerla siempre a la vista. 
  • Revisa constantemente tus movimientos. Puedes hacerlo una o dos veces al día, así podrás estar al tanto de si ocurre algo extraño o algún movimiento no reconocido y puedas reportarlo de inmediato.
  • Revisa las comisiones. Cuando pagas con tu tarjeta, especialmente si tu viaje es en el extranjero. Si la vas a usar, revisa estos datos para que no vayas a llevar una sorpresa.
  • Siempre lleva efectivo. En cualquier parte del mundo hay lugares donde no van a aceptar tarjeta, por lo que es conveniente que siempre cargues un poco de efectivo para que no tengas que estar buscando un cajero.
  • Ten un plan de pago de respaldo. Siempre lleva una tarjeta extra o un plan de pagos de respaldo. Esto es muy útil si llegaras a perder tu tarjeta o a bloquearla, de esta manera no te quedarás sin dinero. 

Disfrutar de tus vacaciones es muy sencillo, cuidar de tu dinero y tus tarjetas también.