Todos anhelamos la temporada de vacaciones. ¿Qué mejor que olvidarte de levantarte temprano y el tráfico en hora pico? Sin embargo, el descanso ideal no es el mismo para todos. Algunos prefieren ir explorar una ciudad llena de gente y actividades culturales, mientras que otras quieren la paz y el silencio en un lugar más apartado. No hay una respuesta incorrecta, lo importante es definir tu viaje de vacaciones ideal.

¡Hay algo para todos! Revisemos las múltiples opciones que puedes tomar para aprovechar tu verano, desde conocer una ciudad nueva, enfocarte en un deporte o aprender un nuevo idioma. ¿Cuál se te antoja más?

Relajación total

Una apuesta segura es escapar de la rutina y escoger el mejor escondite para relajarte. Éste puede ser en una hamaca frente a la playa (con tu bebida fría, claro) o una cabaña rodeada de la naturaleza.  La intención de este tipo de viajes es olvidarte de tus preocupaciones y tener unos días sin esfuerzos ni ansiedades, solo descanso.

Para esto te recomendamos buscar lugares tranquilos como una playa, lago o tu propio espacio alejado del ruido de la ciudad. ¡O por lo menos alejado de tu trabajo!

Visita la gran ciudad

Si lo tuyo es estar en movimiento, quizá sea mejor visitar una ciudad grande. Esto puede ser en tu propio país, como la Ciudad de México, o acudir a una ciudad en el extranjero, como San Francisco, Buenos Aires, Madrid, París… ¡las posibilidades son muchas!

Tu elección depende de muchas cosas. Por ejemplo, si eres fanático de los museos y teatro, probablemente serías feliz en Nueva York. ¿Sueñas con conocer palacios y castillos? En Europa encontrarás lo que buscas. Claro, también hay que tomar en cuenta el presupuesto, documentos necesarios y el traslado.

¿Quién sabe? Hasta podrías ver un partido de tu equipo de futbol, basquetbol o beisbol favorito en su ciudad natal. Y hablando de deportes…

Campamentos de verano

Esta opción puede ser más atractiva para los jóvenes de la familia, aunque existen muchas opciones para todas las edades. Los campamentos de verano son la manera perfecta de aprender nuevas habilidades, crecer tu círculo de amigos y tener un tiempo increíble.

Existen múltiples alternativas y enfoques para elegir: recreación, teatro, música… Sin embargo, un tipo en particular ha ganado interés de muchos padres de familia y atletas: los campamentos de verano deportivos.

¿Por qué son una buena opción? Si eres un atleta que busca obtener el más alto rendimiento, definitivamente deberías explorarlos. Particularmente, en Estados Unidos prestan especial atención a sus alumnos deportistas y muchos cuentan con representación internacional. De hecho, en este país no es raro que una escuela de deportes dedique su plan de estudios a una educación balanceada entre lo académico y disciplinas deportivas.

Estos campamentos e internados son una opción muy interesante para aprovechar tu verano. Además de practicar tu disciplina, desarrollarás tu manejo del inglés, pues es la lengua predominante en dichos programas.

Viaje en carretera

No necesita ser el viaje más largo, pero definitivamente es esencial contar con tus amigos, buenas canciones, botanas y un automóvil. Elijan su destino y prepárense para una aventura en carretera. Seguro tendrán recuerdos geniales que los harán morir de risa. ¡No olviden cuidar la gasolina!

En fin, recuerda que lo importante no es cuánto dinero gastas o que tu destino sea el más exclusivo. El objetivo es encontrar un lugar que te hará olvidar de la rutina y te brindará recuerdos increíbles.