Los viajes de negocios son la oportunidad ideal para establecer nuevas conexiones laborales que pueden beneficiar a una empresa, por ello, se debe tomar en cuenta que la planeación de este tipo de viajes puede resultar crucial para cumplir con los objetivos de esta.

Sin duda alguna existe una gran diferencia entre los viajes corporativos y uno por placer, por ello es necesario la preparación de diferentes aspectos como los vuelos, el hospedaje, las reuniones con los prospectos, saber si se va a realizar algún tipo de trámite, determinar las opciones disponibles en el tiempo libre.

Sin embargo, algo que puede parecer poco importante pero que toma relevancia en caso de algún inconveniente es el seguro de viaje internacional. Conoce más acerca de la importancia de contratar uno.

Cobertura sencilla como en viajes regulares

El tipo de cobertura que puede tener este tipo de seguro va desde las incidencias más frecuentes como cancelaciones, retrasos en la salida del vuelo, problemas con el equipaje, enfermedades o accidentes que requieren atención médica.

Coberturas específicas

Existen ciertas particularidades de los viajes de negocios que pueden incluir este tipo de seguros. Por ejemplo, en caso de sufrir un secuestro, esto conlleva gastos derivados de personal enfocado en resolver el problema o terapia de crisis.

Contratación por tiempo determinado

En el caso de viajar con frecuencia a ferias, congresos, cursos, reuniones o visitas a sedes internacionales de la empresa, estos tipos de seguros se pueden adaptar para la cobertura por determinado tiempo, lo cual puede contribuir al ahorro de gastos de la empresa.

Asistencia 24/7

Un atributo que destaca de este tipo de seguros es la asistencia 24 horas, 7 días a la semana los 365 días del año, por lo cual el viajero de negocios puede mantenerse en calma ya que puede pedir ayuda en cualquier momento.