El turismo sanitario es una nueva forma de viajar que consiste en visitar otro país o incluso ciudad dentro del mismo país, donde un tratamiento sanitario sea más económico, aprovechando así que la diferencia de precio sea mayor que el costo de viaje, alojamiento, etc..

Cada día tenemos menos miedo de viajar y lo disfrutamos más, por lo tanto es un escenario ideal para aprovechar los viajes con otros fines a parte del meramente placentero de viajar y conocer un nuevo lugar.

Hoy vamos a hablar sobre el turismo sanitario: sus ventajas, sus desventajas, lo que opinan los expertos, destinos, etc…

 

Las ventajas del turismo sanitario

Si estamos hablando de turismo sanitario y ha surgido este concepto en la actualidad es porque tiene claras ventajas, vamos a analizarlas:

Tratamientos sanitarios más económicos: Esta es sin duda la mayor y más importante ventaja, y es la base en la que se sostiene el término de turismo sanitario. La calidad de vida no es igual en todos los lugares, y por lo tanto el precio de las cosas y los servicios pueden variar mucho de un lugar a otro, por cercano que esté.  Incluso dentro de España podemos ver claros desequilibrios económicos entre las regiones más ricas y las más pobres del país. Si ampliamos el abanico a nivel europeo o incluso mundial podemos encontrarnos variaciones de precio muy importantes.

Se puede combinar con el turismo tradicional: Se puede aprovechar el viaje y el alojamiento para hacer turismo tradicional, conoce nuevos lugares, culturas, etc.. Si bien es cierto que cuando realizamos tratamientos sanitarios, la situación posterior no es placentera ni mucho menos ya que se suelen requerir periodos de rehabilitación en muchos post operatorios. Para que esto no afecte podemos organizar el viaje en dos partes, la primera para el ocio y el turismo, y la última para el tratamiento sanitario.

Puedes elegir un lugar con mejor clima y calidad de aire: Hablábamos sobre rehabilitaciones anteriormente, y al hilo de esto continuamos. En post operatorios complicados, siempre es mejor llevarlo a cabo en un lugar soleado, con buen clima, con tranquilidad, con calidad en el aire, etc… Todo esto contribuye a una recuperación mejor y más efectiva.

Capacitación profesional similar: España, sin ir más lejos, es uno de los destinos preferidos para el turismo sanitario. Pero su alto nivel de capacitación en médicos y especialistas y su buen cartel a nivel internacional, genera confianza “a pesar” de sus precios más bajos.

 

Las desventajas del turismo sanitario

Viaje poco relajante: Si vamos a aprovechar el viaje para realizar turismo tradicional, les advertimos de que no va a ser todo lo relajante que desearías, a no ser que tengas una capacidad de abstracción mental milagrosa. Los nervios previos a un tratamiento sanitario estarán presentes durante todo el viaje, por lo que si usas el turismo como arma contra el estrés, esto no es una buena opción.

La salud no es un negocio: Mezclar salud y negocio no es lo más ético, aunque por desgracia se hace constantemente. El turismo sanitario nace con una intención meramente empresarial, a la que después cada uno le ha ido dando diferente enfoque, pero siempre bajo el paraguas de lo meramente empresarial.

Complicaciones posteriores: Es quizás la parte que más preocupa a los interesados en realizar turismo sanitario. Los tratamientos o cirugías pueden experimentar complicaciones futuras que no podrás reclamar. Incluso algunos especialistas prefieren no tratar complicaciones derivadas de una mala praxis.

Viaje de vuelta complicado: Si el tratamiento que te vas a realizar requiere de un tiempo de recuperación, el viaje de vuelta puede ser un infierno cargado de dolores, molestias, malestar, cuidados, etc.. Si un viaje de vuelta normal ya es complicado, si le añadimos las complicaciones derivadas de una cirugía el resultado puede ser nefasto.

Limitación de tratamientos largos o con seguimiento: El turismo sanitario está especialmente enfocado para personas que desean realizar tratamientos cortos a buen precio. Si el tratamiento requiere de seguimiento o de una larga estancia ya no es tan recomendable realizarlo excepto en casos concretos donde esta posibilidad sea beneficiosa, pero a nivel general, si el tratamiento es largo o requiere de atención posterior, no es recomendable.

 

¿A que campos  de la medicina afecta el turismo sanitario?

Odontología, oftalmología, cirugía estética, injertos capilares, oncología, etc.. son numerosos los tratamientos y campos sanitarios a los que afecta el turismo sanitario.

Desde Clínica Sonríe Granada nos comentan que son muchos los extranjeros que visitan Granada cada año para realizarse tratamientos de implantes dentales en su clínica dental, ya que el precio es mucho más bajo que en otros países con un nivel de vida más alto, y la calidad no es más baja, usando los mismos implantes dentales y con profesionales con una formación y experiencia de alto nivel.

En Clínica Dental El Bosque de Villaviciosa de Odón en Madrid, van un paso más allá, y han ideado un concepto de clínica dental completamente bilingüe, donde se ofrece un servicio especial a personas de habla inglesa, los cuales se sienten cómodos en esta clínica dental puesto que pueden conversar con el dentista que les va a tratar y pueden resolver de forma sencilla sus dudas acerca del tratamiento dental que van a realizar.

 

Los destinos más solicitados para turismo sanitario

España en el campo de la oncología, Turquía en el de injertos capilares, son solo dos ejemplos de destinos de turismo sanitario.

En España por ejemplo, el concepto de seguridad social y sanidad gratuita atrae a muchos extranjeros para evitar los costes que tendrían en su país.

En Turquía hay ya numerosas empresas que ofrecen paquetes completos para resolver problemas de alopecia, en los que incluyen viaje, estancia e injerto de pelo por un precio muy económico.

Los países del este de Europa se están subiendo al carro de las ofertas de turismo sanitario, las cuales, ante la creciente demanda, no dejará de crecer en los próximos años.