Aunque pudieran parecer lo mismo, los seguros de viajero y la asistencia al viajero son conceptos distintos, al decidir adquirir una póliza se debe tener en claro esto, ya que analizando sus funciones, es posible conocer las diferencias entre ellos y optar por la opción ideal para cada necesidad.

La diferencia entre ambos radica en el tipo de cobertura, ya que además de la protección que se le puede dar al viajero y a sus objetos de valor, también se debe de tomar en cuenta el tipo de funciones, con ello nos referimos a que, uno puede ofrecer un servicio profesional con expertos en asistencia disponible a cualquier hora y fuera del país, mientras que otro compensa los agravios con un monto de dinero que se entrega al cliente en caso de imprevistos.

La inmediatez es la clave, ya que en caso de un incidente la asistencia puede tomar medidas en el momento, en cambio con algunas pólizas debe de pasar un periodo breve de tiempo y comprobar los hechos para poder hacerlas efectivas. Con esto no estamos diciendo que uno de los dos sea mejor que otro, sólo que es importante tener en cuenta todos los detalles al momento de contratar un seguro de viajero y verificar cuáles son las necesidades que requiere cada persona.

Aunque la mayoría de las pólizas cuentan puntos básicos como los servicios médicos o protección en caso de robo o extravío del equipaje, detalles como la disponibilidad del servicio hacen la diferencia. Una opción para los viajeros son las coberturas que ofrecen algunas tarjetas corporativas, ya que cuentan con servicio de asistencia las 24 horas del día durante todo el año y pueden brindar asesoría médica y legal en caso de requerirla.